El mundo de la moda necesita de magia

Hoy quiero hacer un post de reflexión como tal, a ver si me explico, el otro día estaba viendo el nuevo live action de Disney Cruella protagonizada por Emma Stone, bueno, creo que todas hemos oido o visto esta película, a estas alturas, de hecho mucha gente amante de la moda, hablo sobre los looks icónicos de Cruella.

Personalmente yo al ver esta película, sentí mucha emoción, ya que soy amante de la moda, cada vez que veo algún desfile, tengo piel de gallina; bueno, diciendo esto no sé si es que sea amante de la moda o una freak de ella. Pero sí puedo decir que esta película volvió a despertar algo en mi que tenía olvidado.

Muchas veces cuando te sumerges en un mundo que te gusta, las cosas se empiezan a volver muy técnicas por decirlo así, olvidamos que ese mundo maravilloso que nos encanta, en sus inicios estaba lleno de magia y creatividad, a mi me pasa con la moda, quizás soy solo yo, me causa curiosidad saber eso la verdad.

Esta película creo que revivió la magia  del diseño de modas, o por lo menos en mi vision de ella, me recordó el gusto por ella y por muchas otras actividades creativas que empiezan como un sueño y un vaivén de juegos, ideas creativas, y el intento de expresar nuestra propia individualidad. Despertó en mis adentros que la moda necesita de magia, rebeldía, y valentía.

El exquisito hecho de que Cruella sea tan decidida, que como el arquetipo de la heroína, encuentra su camino, para mi ella no es una villana, en esta película, obviamente porque no mata perritos, para mi la mirada de esta película es de una mujer creativa, con dificultades de ser ella misma, que lucha por conseguir su sueños, de forma temeraria, pero no menos inspiradora por ello.

Aunque si queremos reducir las cosas a simplezas, mucha gente puede pensar que simplemente es porque la película esta llena de “fashion dreams”, pero en mi emocionalidad a flor de piel puedo decir que a mi me lleno de inspiración, de verdadero coraje, y magia hacia el mundo de la moda, de pensar en la moda como ese mundo lleno de ideas y creaciones magnificas que a veces se olvida por estar pendiente de los tecnicismo. Rememoró ese espíritu de originalidad, de ir en contra de lo establecido, y de brillar.

La pasión con la que Emma Stone interpreto a una Cruella llena de talentos y misterio, me llevó a ese instante; muchas veces fugaces, en donde los artistas tenemos nuestro momento de desrealización, donde solo las emociones, la belleza, y el sentir de nuestras creaciones salen a flote como si de un ente con vida propia se tratase.


The fashion world needs magic



Today I want to make a post of reflection as such, let me see if I explain, the other day I was watching the new Disney live action Cruella starring by Emma Stone, well, I think we all have heard or seen this movie, by now, in fact many people who love fashion, talk about the iconic looks of Cruella.

Personally, when I saw this movie, I felt a lot of emotion, since I am a fashion lover, every time I see a fashion show, I get goosebumps; well, saying this I don’t know if I am a fashion lover or a fashion crazy. But I can say that this movie awakened something in me, that I had forgotten.

Many times when you immerse yourself in a world that you like, things start to become very technical so to speak, we forget that this wonderful world that we love, in its beginnings was full of magic and creativity, it happens to me with fashion, maybe it’s just me, I’m curious to know that really.

This movie I think revived the magic of fashion design, or at least in my vision of it, it reminded me of the taste for it and for many other creative activities that begin as a dream and a swing of games, creative ideas, and the attempt to express our own individuality. It awakened in me that fashion needs magic, rebellion, and courage.


The exquisite fact that Cruella is so determined, that as the archetypal heroine finds her way, to me she is not a villain, in this movie, obviously because she doesn’t kill puppies, to me the look of this movie is of a creative woman, struggling to be herself, fighting to achieve her dreams, in a reckless way, but no less inspiring for that.


Although if we want to reduce things to simplicities, many people may think that it is simply because the film is full of «fashion dreams», but in my emotionalism I can say that to me it filled me with inspiration, true courage, and magic towards the world of fashion, to think of fashion as that world full of ideas and magnificent creations that sometimes is forgotten by being aware of the technicalities. It recalled that spirit of originality, of going against the established,and of shining.

The passion with which Emma Stone played a Cruella, a woman full of talents and mystery, brought me back to that moment; many times fleeting, where artists have our moment of derealization, where only emotions, beauty, and the feeling of our creations come to the surface as if it were an entity with a life of its own.

La vida secreta de nadie

Hace varios años vi una de las películas que me dejaría pensando en la vida, hay muchas de estas películas, en general la mayoría me han dejado pensando en la vida. La diferencia con esta es que cuando la vi estaba en la universidad y aunque ahora pienso y digo que me encantaba la universidad., cuando tenia que ir a clases todos los días de lunes a viernes era una de las cosas que más odiaba.

Siempre pensé y sentí muy muy en mi interior que todo lo que hacia en mi vida nunca era el fin del camino, era como si un sentimiento de anhelo y espera siempre estuviese dentro como una pequeña yo sentada en el vacío esperando por algo que no sabe ni entiende que es, y en verdad este sentimiento del que hablo me ha perseguido hasta hace nada, y ahora cuando recuerdo ese sentir es como vislumbrar una imagen dentro de la cabeza.

Cuando vi la película La vida secreta de Walter Mitty (The Secret life of Walter Mitty) ese sentimiento del que hablo se volvió como una luz que alumbraba al final del pasillo pero sin esperar llegar a ese final exclusivo, sino que apreciar esa oscuridad a mi alrededor y darme cuenta que sin esa oscuridad nunca vería esa luz al final, aunque no tenga ni idea de lo que es o lo que será.

Entendí que muchas veces más allá de lo que esperaba, estaba viviendo una vida que sin lugar a dudas no era la que quería, obviamente quería ir a la universidad aunque creyera que todos los profesores exceptuando de algunos, eran mediocres, y no abrían sus mentes a algo más de lo que ellos pensaban o mejor dicho, dictaminaban, aun así me la pasaba bien., conocí a la persona que hasta ahora es la única que puedo llamar mejor amiga.

Pero, toda esta reflexión no lo hice en su debido tiempo y ahora mismo pienso que quizás por ser muy joven por cargar con responsabilidades que no me correspondían en ese momento., porque todos los días en esa época quería escapar de mi propia realidad, y simplemente no aproveche esos momentos de mi vida que nunca se volverán a repetir. 

Cuando Walter se perdía en su mundo ajeno a todo lo que conocía como su triste realidad me veía yo, queriendo huir, preguntándome  a la cara cada vez que me miraba al espejo, por qué me toco esta vida? Por qué me siento tan desgraciada? Y la verdad es que estas preguntas nunca tuvieron respuestas.

Simplemente pasaron los años, fui creciendo, intentando hacer cosas nuevas y permanecer firme en las cosas que intentaba hacer, ya que no suele resultar mucho para mi la constancia, digamos que no somos muy buenas amigas, pero todos los días me esfuerzo por que ella siga presente, la constancia, y no perderme en el aire como lo he hecho tantas veces en mi vida, igual que Walter.

La libertad que transmitía esa película me había colmado por completo, ver esos paisajes, esas aventuras que Walter desde su pequeño y estructurado mundo, un acontecimiento inesperado lo llevo a cambiar toda la trayectoria de su vida, aunque cuando se va desarrollando la película me doy cuenta, y seguro que tú también,, que realmente ese acontecimiento inesperado no lo cambio de rumbo, sino que lo volvió a poner en el, en el rumbo que siempre quiso para su vida. En su verdadero norte.


Otras publicaciones

Series Recomendadas 2021

Soy una adicta a las series y películas. Empiezo este post con esta afirmación, de hecho, este blog en sus inicios era para hablar sobre el mundo del cine, pero mi pasión por la moda se impuso, y después de reflexionarlo por mucho tiempo, he decidido incluir también este tipo de post ya que el … Continuar leyendo Series Recomendadas 2021

La Favorita y sus desgracias

El otro día estaba viendo la película La Favorita, película de época, y recuerdo exactamente hace dos años cuando estaba en el tranvía y vi el cartel de la película en el 2018, no se porque he tardado dos años en verla ya que ese día pensé ¡debo ver esta película cuando salga!, pero así son las cosas., dos años después la he visto. Cosa que no la veo como algo relevante pero sí extraño, de hecho hace una semana vi por primera vez El silencio de los corderos o The silence of the lambs, lo bueno a veces se hace esperar.

Empecé a ver el film con mucha expectativa, con ganas de realismo, de ver cada escena y cada detalle, el hecho de que sea una película de época me gusta, AMO las películas de época, se aprende mucho viendo en la pantalla una forma de vivir y de pensar que queda muy lejano a mi mentalidad millenial. Lo del honor por ejemplo, es algo que me resulta como salida de una fantasía, pero que en una determinada época para nuestros ancestros fue algo importante y decidían hasta morir por ello. 

Para mí el honor no es más que orgullo y no moriría por él, aunque huir tanto de la muerte resulta absurdo porque todos vamos a morir. En la favorita eso no existe, creo que es lo que mas me gusto, aparte de la decoración de la habitación de la Queen Anne, pero sí, el honor en esta película de época es algo que pasa de ser percibido, cual caballo arreando una carreta en el medievo.

Para mí el honor no es más que orgullo y no moriría por él, aunque huir tanto de la muerte resulta absurdo porque todos vamos a morir. En la favorita eso no existe, creo que es lo que mas me gustó, aparte de la decoración de la habitación de la Queen Anne, pero sí, el honor en esta película de época es algo que pasa de ser percibido, cual caballo arreando una carreta en el medievo.

La película, es una comedía dramática y como se diría con un humor muy inglés, que en muy pocas ocasiones me resulta gracioso, soy más del humor USA comercial puro y duro, cosas de gusto dirás, en cambio la interpretación de las tres protagonistas me resultó exquisita., La obsesión de Abigail por ascender en la corte, la locura y los traumas de Anne por haber perdido 17 hijos que afloran en cada comportamiento extraño suyo y la firmeza y dureza de Lady Sarah.

Esa verdad detrás de esta comedia dramática de cómo estas mujeres tenían que hacer de todo para no sucumbir ante un mundo que era gobernado por hombres y donde al mínimo descuido tenías que hacerte valer por lo que llevas entre las piernas. Dos mujeres peleando por el amor, o mejor dicho por los beneficios que daba ser la favorita de la Reina, cosa que recuerda al machismo irónicamente, y en cierta medida algo distópico.

Por otro lado ya que hablamos de una película de época, cabe decir que el vestuario no era acorde a la época, partiendo de los pantalones de Lady Sarah y los colores en blanco y negro que en esa etapa de la historia no se utilizaban, PERO… es una comedia dramática y aunque resulte ser de época no tiene porque ser totalmente realista. 

Es una película que recomendaría a esas personas con un humor sutil, impredecible y seco. Por desgracia soy muy dramática para poder apreciar una película como esta y es mi mas sincera visión. También algo que me apreció de lo más irreal aunque fue lo que más me hizo gracia., los hombres en esta película son totalmente parte de la decoración de las escenas, resultan tener comportamientos totalmente absurdos y desmedidos y lo más interesante eran los únicos con maquillajes excéntricos en comparación a Lady Sarah, Anne y Abigail que resultan en algunas escenas maquilladas pero muy contadas veces.

En definitiva es una película que vale la pena ver pero que no es una pieza indispensable en nuestra colección de películas.

MDFLA