Una tarde por las calles Viena

Hoy me pasé el día caminando por las calles de Viena, en principio la idea era ir simplemente a ver la noria; que dicen que es como uno de los sitios obligatorios para visitar si estás en esta ciudad. Pero la idea al final se tornó a caminar durante horas para hacer ejercicio a la misma vez.

Obviamente llegamos a la noria, o mejor dicho a la feria, que por cierto es la feria más grande en la que he estado hasta ahora, impresionante. Aunque el outfit que elegí era un short vaquero, una camiseta y gracias a no se… “Dios” que lleve deportivas porque sino iba a terminar sin pie, realmente no fue el mejor outfit para caminar ya que fueron hora y media al ir, y una y media para volver a casa.

Sí, volví caminando a casa, después del argumento healthy que me dieron, no pude evitarlo, y como soy de las personas bastante impulsivas, decidí venir caminando a pesar de que cada vez que paraba en el semáforo sentía un ardor en las piernas, y un dolor en el dedo gordo del pie, que eso no era normal. O si?

Pero como en mi terquedad me comprometí a volverme caminado no podía echarme para atrás, como se diría en la películas; tengo mucha palabra, hasta conmigo misma y siento que me traiciono si no la cumplo, suena radical, puede ser, pero soy así, aunque he de decir que hubo tiempo en el que renuncie a esa forma de pensar; porque me habían dicho que esa forma mía de pensar es radical , de hecho eso me hizo dudar de mi misma y de lo que pensaba, pero puedo decir que he vuelto a mi camino más refinado, cual camino del héroe.

Pero, me estoy enredando muchísimo, a veces pasan demasiados pensamientos por mi cabeza a la vez, y los quiero comunicar todos al mismo tiempo.

Paseando por Viena, les puedo decir que es una ciudad que merece la pena conocer, yo de hecho, volveré algún día para conocerla mejor aún. Es una ciudad que por donde la veas te inspira, o quizás solo a mi porque nunca había visto nada igual, me parece impresionante, todos sus edificios, las estructuras de cada uno de ellos y todo lo verde que es.

Por cada sitio me encuentro galería de artes o artículos artísticos, me los compraría todos, y creo que cualquier amante de la belleza se quedaría con los ojos gigantes como yo en esta ciudad. Y siguiendo con la feria que me desvío !

Magnifica toda la gente en ella, los niños, jóvenes y adultos divirtiéndose, un sin fin de juegos que obviamente me quede con las ganas de jugar, pero como decía más arriba volveré para hacer todas la cosas que me quedé con las ganas de hacerlas, por presupuesto no les voy a engañar Xd!!

Pero si algún día tienen la oportunidad de viajar a esta ciudad no se arrepentirán, es que simplemente paseado por sus calles, ya te quedas maravillada, literal la ciudad más bella en la que he estado hasta el momento.